historia

historia
"La historia está presente y nos rodea en todas las horas, porque no es otra cosa que la vida” Arturo Uslar Pietri

martes, 24 de septiembre de 2013

Un Caudron G.3 aterriza en Guanare en el año 1926

Primer vuelo a Portuguesa
Fuente: Tomada por el Br. Manuel Martínez García y cedida por su hija 
Estela Martínez Angulo al autor de Historia General 
del Estado Portuguesa (Heredia 1991)

La ciudad anda alborotada al final de la tarde siendo las 5 y 20 del 26 de marzo de 1926 aterrizó en Guanare un avión tipo Caudron G.3 pilotado por el Capitán Roberto Guerín y de acompañante el mecánico Marcel Posin. 

Una nota de prensa de la época  nos la trae Quintero García en el libro Guanaguanare: es un telegrama que el Sr. Alvarado Nuñez emite para el Nuevo Diario, de quien es corresponsal:

"Hoy 20 de marzo de 1926 a las 5 y 20 de la tarde aterrizó en el aeródromo de esta capital, el primer avion que visita el occidente de la República. El aviador Robert Guerin fue objeto de una esplendida recepción presidida por el Presidente de Portuguesa en el salon de honor del Palacio de Gobierno, donde hizo acto de presencia lo mas representativo de la sociedad y el pueblo reunido en la plaza vitoreó al Benemérito General Gómez como conductor del progreso de la República

El viaje efectuado desde Maracay cubrió a Valencia, Calabozo, San Fernando de Apure, Barinas y Guanare en brevísimo tiempo; es un eslabón de verdadero adelanto con que nuestro jefe único ha querido acortar las distancias en próxima, y permanente red aérea que cubrirá los mas remotos confines de nuestra patria"


Misión aeronáutica francesa en Venezuela  1921. Sentado Cap. Jean Toussaint Fieschi, de pie y a la izquierda
Tte. Georges Alphonse Teppe, Sargento Fernand Cerceax, Alferez Rober Guerin y el Sarg Tec Georges Leys.
Antes de esta misión, el encargado de la instrucción fue el también francés capitán Robert Petit,
desde octubre de 1920 hasta enero de 1921


Ruta seguida Maracay-Calabozo-San Fernando de Apure-Nutrias-Barinas-Guanare-San Carlos-Maracay.

El otro testimonio es la relación, presentada por el propio aviador a sus superiores:

"A las 5 y 35 a.m. hicimos el despegue desde la plaza de Maracay, veinte minutos después, a pesar de la mala visibilidad, pasamos por encima de los Morros de San Juan a la altura de 1.200 metros, pasando sucesivamente El Sombrero, Parapara y Ortiz.

Después de pasar la zona montañosa a la altura de dos mil metros, ponemos ruta al sur 17— Oeste nos vimos precisados a corregir una fuerte deriva motivada por fuertes ventiscas con una velocidad de seis metros por segundo. A las 6 y 45 divisamos a Calabozo y aterrizamos felizmente.

Entregamos correspondencia y periódicos, recibiendo de las autoridades y pueblo una calurosa bienvenida y un exclusivo mensaje para el benémerito general Gómez.

A las 7 y 40 nos despedimos y tomamos rumbo al sur con fuertes vientos y visibilidad nula que nos obligó a navegar con brújula, y al  tomar altura mejora la claridad y a 1.800 metros vemos a Portuguesa a la derecha, luego a Camaguán para seguir el curso del río Apure y localizar a San Fernando.

A las 9 y 35 aterrizamos y nos recibe una enorme multitud para colmamos de aplausos, tocándose el himno venezolano y el francés, en medio de atronadores vivas al primer magistrado de la República. El General Domínguez, Presidente del Estado, nos obsequia un espléndido desayuno y casi a las once despegamos hacia el oeste y pasamos sobre la ciudad en señal de agradecimiento.

Grandes remolinos nos obligan a tomar altura de 1.800 metros, perdiendo ventajas en el tiempo por los fuertes sacudimientos y las innumerables humaredas provenientes de las quemas de la sabana que producen ciertos obstáculos a la respiración.

A las 11 y 45 estamos a la vertical de San Antonio y a las 12 y 45 reconocimos a Nutrias, navegamos hacia el norte y seguimos al río Santo Domingo para llegar a Barinas.

Luego de entregar correspondencia y la prensa de Caracas, el mecánico revisa los motores, se aprovisiona de gasolina y aceite, y después de recibir las atenciones de autoridades y pueblo, proseguimos hacia Guanare a las 4 y 45 y con una visibilidad muy corta aterrizamos sobre un magnífico campo, y lamentamos no poder extendernos para reseñar de las grandiosas atenciones dispensadas por el Presidente Garbi quien nos alojó en su propia casa. 

Esa noche se efectuó un suntuoso banquete en nuestro honor. Allí tuvimos la oportunidad de recibir el saludo de los principales representantes de los gremios y de la sociedad en general.

A las seis de la mañana siguiente despegamos y tomamos altura de 500 metros, pasamos por Ospino, minutos después por Acarigua para llegar a San Carlos a las 8 y 15. Allí recibimos cordiales salutaciones del Presidente del Estado y representantes de la sociedad, entregamos prensa y correspondencia y a las 10 y 30 continuamos la ruta hacia el este, y a los 2000 metros de altura flanqueamos las montañas de El Tinaco y Tinaquillo, y reconocimos a las sabanas de Carabobo; a las 11 y 10 para llegar felizmente a Valencia a las 11 y 50, y luego de encontrar un inmenso público que victoreaba al general Gómez, el Presidente del Estado nos ofreció un brindis y como no disponíamos de tiempo no pudimos aceptar otros agasajos.

A las 12 y 59 levantamos vuelo hacia Maracay y a las 1:15 aterrizamos en Maracay para dar felizmente término a la gira.

Allí nos espera el general José Vicente Gómez, Inspector General del Ejército, recibiéndonos con cordiales manifestaciones de júbilo e inmediatamente nos condujo a presencia del benemérito general Juan V. Gómez quien lleno de satisfacción nos felicitó calurosamente.

Maracay, 20 de marzo de 1926 
R. Guerín.




Puede observar esta reliquia en el Museo Aeronáutico de Maracay. 
Uno como este, si tal vez no es el mismo fue el que llegó Güerin  a Guanare.
Para completar la nota y como la historia tiene un fin plasmaremos las palabras de Quintero García (1991), las cuales a 22 años de su publicación mantiene la vigencia: 

Guanare ha sido de las pocas ciudades del país que carece de un servicio eficiente en el transporte aéreo. 

En la actualidad dispone de un toque semanal de una línea nacional que muchas veces interirumpido sin ninguna clase de explicación, y obliga a sus numerosos pasajeros a trasladarse a Acarigua o a Barinas para trasladarse a su destino  cuando más bien debería ser lo contrario.

Exijo a las autoridades estatales, al comercio y al público en general, hacer los reclamos necesarios para obtener un servicio diario de acuerdo con las necesidades. 

Notas sueltas sobre la historia de la aviación en Venezuela


Un guanareño Victorino Márquez Bustillos, Presidente Provisional de los Estados Unidos de Venezuela crea , por decreto Nº 127, la Escuela de Aviación Militar 17/04/1920.

Una misión de franceses (FARMAN Société Générale des Transports Aériens fue contratada por el gobierno nacional para consolidar la escuela de aviación creada en el año 1920. 

Ese año se incorpora el primer avión a la naciente fuerza aérea: Caudron G.3 monomotor un avión de reconocimiento. En 1922 se integran los Caudron g.4 bimotores (bombarderos) como dotación de la Base Escuela de Aviación Marítima de Punta Palmita.



Referencias



R.D. Silva Uzcátegui. 1955. El estado Portuguesa : guía y síntesis general /  - Caracas : Biblioteca de Cultura Portugueseña, 1955. - 268 p. : il., retrs., mapas ; 22 cm. - Biblioteca de cultura portugueseña .

Quintero García, Pedro 1991. Guanaguanare. Biblioteca de temas y autores portugueseños. Ediciones del Congreso de la República. pp 325-328

Heredia A., Cipriano. 1991. Historia General del Estado Portuguesa (Tomo I) p 370.

http://www.aeropinakes.com/entrada/civicraft/avionesilust/caudrong3venezuela1921.html

http://www.airteamimages.com/caudron-g-3_F-AZBB_venezuela---air-force_167510_large.html

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=96634205

http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?p=96634205

http://miniaturasmilitaresalfonscanovas.blogspot.com/2012/08/aviones-militares-de-la1-guerra-mundial.html



No hay comentarios.:

Publicar un comentario