historia

historia
"La historia está presente y nos rodea en todas las horas, porque no es otra cosa que la vida” Arturo Uslar Pietri

sábado, 12 de octubre de 2013

LA MUSICA Y LOS GUANAREÑOS

EVELYN MARTINEZ DE GASPERI

La música es un arte, es el eco del sentimiento más puro, más sublime que emana del alma.

Para expresar sus sentimientos, sus alegrías, sus glorias, sus amores y dolores, el hombre siempre se ha valido de la música y, según su estado anímico, es capaz de producir bellas melodías, serenatas, marchas, himnos, etc. con la finalidad de satisfacer su espíritu.

En nuestra ciudad se hace sentir también esa inquietud espiritual que refleja altamente la sensibilidad humana y, ya para los años de 1934-1935 cuenta el estado Portuguesa con dos agrupaciones: una banda oficial para la ciudad de Acarigua y otra, formada en Guanare por el Presbítero Quintana, quien mostró de ese modo su amor y preocupación por su pueblo y la música.

Fue este sacerdote quien cultivó el gusto por el arte musical en la sensibilidad de aquellos jóvenes guanareños que más tarde, en 1936 fundarían la Banda del estado Portuguesa "José Antonio Páez".

Banda del estado Portuguesa "José Antonio Páez".

En esta agrupación musical, creada con mucho esfuerzo y gracias a la dotación de instrumentos que hicieron los genuinos guanarenos, doctores Félix Saturnino Angulo Ariza y Pedro Blanco Gásperi , actuaban desinteresadamente los entonces jóvenes: Claudio Colmenares, José Mazón, César Escalona, Juan Morillo y Pedro Miguel Fajardo, notable y recordado violinista cuyas notas musicales eran desgarradores mensajes del espíritu humano mezclando torbellinos de sosiego y angustia; amor y dolor; alegrías y amarguras.

Pedro Miguel, como lo llamó Guanare, dejó a su ciudad natal un recuerdo imborrable; sus melodías fueron un caudal de ternura y la expresión de su pura y limpia sensibilidad; con gran emotividad hacía vibrar de las cuerdas de su inseparable violín, notas de Beethoven, Mozart, Laudelino Mejía, Juan Vicente Torrealba, etc., con la misma maestría con que igualaba el canto de los pájaros, guineas, gavilanes, pericos, alcaravanes y otros.

José Joaquín Burgos en su "Oda a Pedro Miguel" lo llama "príncipe de la música... el mago del violín", con verdadera razón. Más adelante, dice el poeta:

"Salía el susurro del Silbón y el eco
de las guaruras en la noche llanera
el agua cayendo sobre los techos de palma
las cigarras ululando en el banco de los Cedros y el sordo rumor de las ánimas
Yo vi, Pedro Miguel
volar las grandes garzas sobre Guanare
vi, posarse bandadas de alcaravanes
en tu violín"...

Al lado de todos estos distinguidos músicos guanareños, se encontraba también don Julio Ramos Artiles, a quien debe la Banda, el nombre que ostenta actualmente.

Era don Julio un hombre de gran espíritu, siempre alegre y amable, chistoso; con un alto concepto del compañerismo y la amistad; tenía como entretenimiento predilecto, la costumbre de llevar serenatas a las damas guanareñas con las más románticas melodías de la época.

Amigo de celebrar con sus amistades cualquier acontecimiento, por insignificante que fuera, don Julio se rodeaba así, de una constante alegría, y pura mostrar sus habilidades culinarias preparaba exquisitos de gallina que sabía compartir con sus allegados.

Sentía verdadera pasión por los toros coleados, a los
La Banda "José Antonio Páez" tocaba la retreta los jueves y domingos 
cuales asistía con la Banda para alegrar con su trompeta y batería el ambiente. Du
rante muchos años fue director de la Banda "José Antonio Páez", cuyas retretas efectuadas los jueves y domingos, se hicieron tradicionales en Guanare.

Sus ratos de esparcimiento los aprovechó para la superación personal: autodidacta por excelencia, se realiza plenamente como fotógrafo, músico, radiotécnico y masón, ocupación esta, en la cual llega a ostentar el grado de Venerable Maestro. Su amor a la música lo lleva a componer numerosas piezas, entre las cuales cabe destacar su vals preferido, "Rosa del Pilar".

Don Julio Ramos se unió en matrimonio con doña Hilda Ramona Tapia de Ramos, maestra de destacada trayectoria en la educación pública y privada durante treinta y un años consecutivos.

Hijo de don Manuel Ramos Romero y doña Pilar Artiles de Ramos, muere en Guanare en 1987, dejando una numerosa descendencia: los hermanos Ramos Franco; hermanos Ramos Tapia y los hermanos Iraida e Iván Carmona.

Pero, el acontecer musical no se detiene en la ciudad llanera y la cultural-artística y musical es testimonio tradicional si tomamos en cuenta que ya para 1911, el meritorio guanareño, Fernando Delgado Lozano compusiera la letra del Himno del Estado Portuguesa, magnífica expresión heroica de los portugueseños y muestra de profundos sentimientos patrióticos a los cuales, dio otro insigne guanareño, don Jesús Alvarado, la música vibrante.

Fue don Jesús, un hombre honesto, silencioso, honrado y virtuoso, con un alto concepto de la amistad. Su larga existencia, estuvo siempre bajo los designios de su pasión por la música, que un día, le inculcara el padre Quintana.

Lamentablemente, destruyó gran parte de su obra; pero nos dejó con su música al Himno del Estado, una hermosa enseñanza: Amar a Guanare, al estado, a la patria, nuestra historia y sobre todo, la libertad.

Guanare ha sido siempre una ciudad abierta a toda sensibilidad artística, por eso, acoge en su seno a otros valiosos hombres que manifestaron su amor a esta tierra con su conducta ejemplarizante, con sus obras, estrechamente vinculadas a la sagrada casa de sabiduría, Liceo "José Vicente de Unda", el cual, b.a sido por años albergue de afecto y formación para todo el que quiera acercársele. Son ellos, don José Raúl Escalona y el doctor Alirio Abreu Burelli autores de la letra y música del Himno del Liceo "José Vicente de Unda" respectivamente, siendo este hecho, iniciativa del profesor y ex director del plantel, abogado, Rafael Agüín, quien manifiesta su preocupación por la diversidad de tendencias políticas existentes en la institución para aquel entonces, y que sólo contribuían a quebrantar cada vez más, la unidad estudiantil.

Creyó el profesor Agüín contribuir así a pacificar y unificar las diferencias que allí se ventilaban y el binomio Escalona— Abreu acepta gustoso trabajar arduamente hasta regalarnos, lo que hoy constituye motivo de orgullo para estudiantes y profesores de diversas generaciones: un himno.

Las notas del himno del liceo son una muestra imperecedera e insustituible de la gran sensibilidad humana que acompañó a estos valiosos compositores.

Don Raúl Escalona justificando la utilidad pedagógica y cultural del himno señalaba en una entrevista que se le hiciera en 1970, lo siguiente: ..."Creí y creo que para la unidad histórica del liceo, su continuidad en el tiempo, quiero decir, es útil un himno porque en la memoria de generaciones que pasaron por allí, en los jóvenes que ingresarán después a sus aulas, esas notas y esa letra identificarían no sólo un recuerdo, una emoción, sino también y con mayor pasión una actitud, algo así como un sentimiento paralelo, una devoción profundamente respetuosa que sirviera para defender y hacer perdurar la institución"...

Más adelante confiesa su propósito:
"... el himno es una canción de lucha pero también una canción de esperanza, y, por sobre todo, un estandarte de fe. Mi principal propósito fue el de sugerir al estudiante la superación"...

He aquí, las hermosas estrofas:


Himno del Liceo "José Vicente de Unda"

I


"Estudiante, marchad bajo el sol 

tu estandarte que sea sólo un grito, 
un clamor de razón, infinito 
que conduzca tu noble ideal.
Estudiante, marchad al futuro
a los otros daréis vuestro ejemplo, 
vuestro antiguo Liceo es un Templo 
que de Patria y cultura es orgullo".

Coro


"Sois de luz, sois de sed, libertad 

entusiasmo, emoción y debate 
entonad vuestra voz de combate: 
¡estudiad, estudiad, estudiad!

II


Recordad que a vosotros circunda 

por la fe, la virtud y el honor
por su altura, su gloria y su amor, 
el liceo con el nombre de UNDA


Estudiante, marchad bajo el sol,

tu estandarte que sea sólo un grito, 
un clamor de razón, infinito
que conduzca tu noble ideal".

Coro

Además de esta obra, que le mereció ser Profesor de Literatura Honoris-Causa del Liceo "José Vicente de Unda", escribió en prosa, estilo reportaje histórico, titulado "Las Hemos Encontrado" y el poemario "Vivencias del Amor y de la Tierra".


Alirio Abreu Burelli
Por su parte, el doctor Abreu Burelli, ha estado ligado a la vida cultural de Guanare en todos sus ámbitos; fue brillante profesor del Liceo Unda, fundador del Ateneo Popular de Guanare, abogado capitalino de gran trayectoria, fundador del periódico "Guanare", del Orfeón del Ateneo Popular y muchas otras obras.


Muchos son los destacados intérpretes y compositores que han entregado los mejores años de su vida a impulsar el arte musical en Guanare, entre ellos recordamos hoy, al fallecido, don Antonio Torrealba, sembrador de caminos y ..."quien encerró los trinos silvestres de su pentagrama y anidó mariposas y estrellas en sus instrumentos"... como lo dijera un día, uno de nuestros valores de siempre, el fallecido doctor, Rafael Roberto Gavidia.

Hermosas composiciones han dado también guanareños que compaginan sus actividades profesionales con la creación artística-musical, como los doctores, Jose La Riva Contreras, Joel Hernández Pérez, Doris Orozco, etc; los señores, Dámaso Delgado y Joel Rojas, entre otros.

Orquesta Sinfónica Juvenil Guanare
Actualmente con mucho éxito, los integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil Guanare, formada en su mayoría por estudiantes del Liceo "José Vicente de Unda", deleitan a toda clase de público con sus magníficas interpretaciones, constituyendo de ese modo nuevas promesas para la patria.


Referencia 

Martínez de Gásperi, Evelyn. 1991. Personajes de mi tierra. Publicación auspiciada por la Sociedad Bolivariana y el Concejo Municipal de Guanare. Biblioteca de temas y autores portugueseños. Edición homenaje del Congreso de la República a la ciudad de Guanare en su cuatricentenario Caracas/Venezuela/1991. Congreso de la República, 1991 - 79 páginas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario